Poema XII

llego por los caminos que huelen a poleo
con la mañana
con una cesta llena de amapolas que traigo de la sierra
y con mis pájaros
- un hornero y un mirlo -
que me cuentan hazañas voladoras

voy de tu mano a mí
y otra vez a tu mano y a tus ojos
un poco a tus papeles
a tus luces
sintiéndome una sombra iluminada

bailamos en el agua como niños
que van a atesorar piedritas mágicas
donde guardar lo dulce del recuerdo

bailamos esta ausencia de cajones
en que encontrarnos cuando estamos solos
cada vez que queremos escribirnos
una carta sencilla
una esperanza