Vi-da

no voy a disolver los silogismos
cuando nace y me amigo en tu relámpago
con esa voz de la todonada
taoísta
vital
derrumbadora

yo me dejo llevar ancas arriba
del farallón del viento
hacia otra vez tu nombre

como aquellas mañanas de poleo
en la sierra
y las rosas
y el verano

en que era un ramo de mi misma el norte
y bailaba descalza

estaba viva

ahora me doy cuenta