Poema de sábado

tengo un desgano largo como lo interminable
un llanto a flor de esquirla que se desborda solo
sin que encuentre la forma de embalsarlo cautivo
en mis ojos atados a un rabo de amargura
y voy de la victoria a mis oficios
gastando zapatilla y bicicleta
sin importarle a nadie demasiado

la obligación de que me importe el otro
parece solo mía

no te drogues José estudiá Camila
mamá ¿adonde mi camisa colorada?
imprimime el trabajo que no llego
la sociedad, muchachos, es sujeto compuesto
en cualquier frase dicha de la vida
y me miran mis hijos mis alumnos mis colegas mi perro
como a un puente que resiste roto
el cruce del abismo

y sin embargo al fondo de la calle
hay un hueco sin paz
donde mi mundo de palabras e imágenes musita
un idioma salado de emigrante

¿qué te pasa mamá? ¿que tiene profe?

tengo un bajón helado y asesino

pero usted no es así
que vos nunca fuiste así de triste

son los efectos tóxicos de mucho desamparo
-creo yo-
y es acumulativo