Furtividad rotunda

¿Y qué traen tus manos diplomáticas?
¿Y tu morral de penas y frutillas?
¿Agave azul de alcoholes amarillos
que me llenen los labios
la palabra
la nariz
con tu aroma a selva y piedra
en una borrachera de templario?

Hombre dominical
amasado de américas de pasta amaizada
cocida en las artesas
a la lumbra del canto y del deseo

no voy a desprenderme de tu beso homicida
ni de tu imposición
y mi "si quiero"
por más que me degüellen tus aromas
a semental tardío
que presiente potranca en la mañana.

Si te dejo acercar
y abres las luces
voy a morderte el beso al que me obligues
y desnudarte la garganta entera
sobre un vasto alfalfar todo de flores